Orquestas sinfónicas juveniles de Alemania y Ecuador

E-mail

El Centro Cívico Eloy Alfaro, con un auditorio lleno en su capacidad (1.500 personas) y  luces de los colores de la bandera nacional al fondo del escenario, fue testigo de la hermandad entre Alemania y Ecuador, lograda a través de los acordes musicales de las orquestas sinfónicas juveniles de Baden-Württemberg y Guayaquil.

La jornada artística, realizada la noche del pasado jueves durante dos horas, contempló un repertorio de música clásica y nacional.

A las 19:40 salió al escenario el maestro de ceremonias, quien comentó que en 30 años que tiene de trayectoria la orquesta alemana esta es la primera vez que realiza una gira por Latinoamérica, que incluyó a Ecuador. En este país estuvo antes en Riobamba, Manta, Cuenca y Quito.

Luego de su intervención apareció el grupo musical extranjero, a cargo de Christoph Wyneken, y ofreció en el repertorio temas de Beethoven, Glinka, Wieniawski, Mendelssohn y Bartholdy.

El conjunto musical salió del escenario para dejar a cuatro de sus instrumentistas, quienes interpretaron melodías de Shostakovich y Mozart.

Luego de un intermedio de cerca de 10 minutos, subió al tablado la Orquesta Sinfónica Juvenil de Guayaquil, bajo la dirección de Patricio Jaramillo, quien condujo el tema Danzón Nº 2, de Arturo Márquez.

El conjunto musical nacional salió del escenario, para dar paso al alemán que ejecutó composiciones de Rachmaninov, von Suppé y Strauss. Además, el colectivo alemán intervino con un tango, el cual bailaron por breves segundos dos músicos de la sección de viento.

Dos músicos alemanes fueron los solistas de la velada: Tonio Geugelin, en el violín; y Johannes Bantlin, en el violonchelo. Las dos orquestas se amalgamaron cerca de las 22:00, cuando el director alemán Wyneken condujo el cuarto movimiento Allegro de la Sinfonía Nº 5, en Do Menor, Op. 67, de Beethoven.

Después el director extranjero le cedió la batuta a Jaramillo, quien condujo dos temas ecuatorianos que no estaban contemplados en el programa de mano y sorprendió a muchos de los asistentes. Estos fueron Guayaquil de mis amores y Guayaquileño.

Aunque los músicos de la orquesta guayaquileña vestían similar a los músicos europeos, con conjuntos negros, se diferenciaban de estos últimos porque utilizaban una banda, a modo de bufanda, con los colores de la bandera ecuatoriana sobre sus pechos.

Un gesto que repitieron los integrantes del conjunto nacional al grupo extranjero fue la entrega de la banda que llevaba Jaramillo a su homólogo alemán Wyneken.

Ivonne Jaramillo y Diego Valencia, dos de los asistentes al concierto, dijeron sentirse satisfechos del buen nivel de la orquesta nacional para fusionarse con una extranjera.

 

Eventos

Marzo
L M X J V S D
27 28 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2
     Registrarse al boletín gratuito


agenda de eventos ecuador